Espectáculo diferente y más serio en el que se requiere OBLIGATORIAMENTE la participación del público. Tiene algo mágico, pero no es magia.